Prestar atención

0
Share

Prestar atención

La razón por la que tenemos dos oídos y una sola boca es para que podamos escuchar el doble de lo que hablamos. Pero la mayoría no ponemos esto en práctica.

Al escuchar genuinamente a los otros, además de ser auténticamente humanos y gentiles, podemos aprender muchísimo de nuestro entorno.

Y al escuchar me refiero a más que el simple acto de oír. Se trata de poner real atención a lo que los demás tienen que decir, analizándolo, haciendo contacto visual, observando sus gestos. A veces, el lenguaje no verbal se encarga de comunicar mas claramente lo que no se logra articular con palabras de manera exitosa.

Por lo general, y especialmente si se trata de algo que no nos gusta, tendemos a ir formulando nuestras respuestas mientras la otra persona expone sus ideas. Claro esta, que lo que decimos muestra la clara predisposición que tenemos, pues en realidad, mas que entender el punto de vista del otro estábamos buscando como refutar sus comentarios.

La gente agradece genuinamente cuando se les presta atención, cuando siente que al otro realmente le interesa lo que tiene que decir.

Alguien me contaba el otro día que estaba  molesto por la atención que estaba recibiendo por parte de un camarero, en un restaurante en el que estaba cenando. Pero en lugar de quejarse, como ya había pensado hacer, decidió observar un poco al tipo, y se dio cuenta que parecía sentirse mal.

Cuando el camarero se acerco de nuevo a la mesa le pregunto que le pasaba, que si sentía alguna dolencia. Y este le confeso con mucha pena que tenia una severa infección en el oído y que no soportaba el dolor. Que estaba trabajando porque le descontaban los días que faltaba, y necesitaba el dinero.

Que vergüenza sintió esta persona para sus adentros, al darse cuenta de que pudo haber perjudicado a este empleado, pues su gran ego no se sentía satisfecho por la atención que entendía debía recibir. Pero decidió prestar atención y esto hizo una diferencia.

Pasaron unos días esta persona regreso al restaurante. Y según me contó este camarero lo trato a cuerpo de rey. Porque, increíblemente, la gente que da servicio, tiende a recibir quejas y maltratos. Y cuando alguien los toma en cuenta y los trata bien, jamás lo olvidan.

Y esto de prestar atención se aplica a todos los ámbitos de nuestras vidas. Debemos escuchar el canto de los pájaros, las olas del mar, las letras de las canciones.

Vivimos tan a prisa, como en piloto automático. Y no nos tomamos el tiempo de disfrutar las cosas despacito, haciendo una pausa.

Cuando realmente prestamos atención, no nos distraemos. Podemos ver el mundo macro y no permitimos que pequeños detalles opaquen todas las cosas buenas que tenemos.

Así que les invito a prestar atención y a disfrutar mas de sus vidas y hacer mas agradable la vida de la gente que los rodea.

0
avatar

irenemorillo

Soy Irene Morillo, mercadóloga y administradora de empresas, de profesión. Además de coach ejecutiva y entusiasta del aprendizaje y crecimiento personal continuo. Soy CEO de Stimulos Creativos, agencia publicitaria fundada en el año 2007, especializada en publicidad BTL y marketing digital.

Related Posts

Post A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

× ¿Cómo te puedo ayudar?