Hacer la diferencia

0
Share

Hacer la diferencia

Existe la creencia de que para generar cambio es necesario emprender grandes acciones.

Hasta un gran plan de acción se compone de pequeñas tareas que al irse completando van logrando los objetivos trazados. Y creo que no es diferente en la vida cotidiana.

Todos podemos hacer la diferencia, mediante acciones positivas que ayuden a generar una vibra diferente. Pequeños detalles que enriquezcan nuestras vidas e influencien positivamente a quienes nos rodean.

Para poder dar a los demás, debemos poseer aquello que queremos otorgar. Por tal razón, nos toca primero trabajar con nosotros mismos.

Algo tan sencillo como levantarse unos minutos antes de lo usual, para tener tiempo suficiente de realizar nuestra rutina diaria sin stress, marca una gran diferencia en toda la rutina del día.

La practica de querer dormir unos minutitos mas, para luego querer hacer todo en tiempo record, salir tarde y enfrentar todos los embotellamientos de la ciudad, genera un balance negativo que influye mucho en el ánimo.

Entonces, ese stress ligado al que las tareas naturales van generando durante el día, se convierten en una bomba de tiempo.

Entonces, es mejor sacrificar unos 15 o 20 minutos de sueño, al final se convertirá en tiempo tan gratificante que es invaluable.

La monotonía es uno de los factores que suelen opacar el dulce sabor de la vida. Por eso, debemos enriquecernos haciendo cosas que rompan este comportamiento rutinario.

Leer buenos libros. Practicar  ese deporte que siempre te gusto. Aprender a bailar alguna danza exótica. Iniciar un nuevo hobbie. Conocer lugares diferentes. Hay mucho que ver y que hacer en el mundo, como para transarnos con una vida aburrida.

Hacer cosas nuevas y diferentes llenan nuestras vidas de energía y experiencias que nos permitirán, a su vez, aportar cosas positivas a nuestro entorno.

Un modo de hacer la diferencia en las vidas de los demás es saludar a las personas con una sonrisa genuina, mirándole al rostro y deseándole de corazón que tengan un buen día. Esto puede incluso cambiarle el animo a la persona con quien se interactúa.

Es el efecto espejo. Si alguien le saluda de buen animo, se vuelve contagioso. La gente tiende a devolver el gesto y la actitud que ve en el otro, como si fuera su propio reflejo.

Ser amable y tolerante con la gente que nos presta algún servicio, es tan satisfactorio para quien otorga la gentileza, como para quien la recibe.

Por lo general, la gente de la industria de servicios esta acostumbrada a solo escuchar quejas, insatisfacciones, e incluso maltratos de los cliente, que desquitan sus frustraciones con los representantes de la empresa con quienes tienen contacto.

Por tal razón, cuando se trata bien a un camarero, un representante de servicio al cliente telefónico, un conserje, o alguna otra persona que realiza servicios similares, de verdad lo aprecian. Es una diferencia positiva en las vidas de estas personas.

Ser agradecidos y demostrarlo, marca la diferencia de manera tan sonora como un anuncio por altoparlantes, ya que es una rara virtud.

En tiempos en que se tiende a dar todo por sentado, con una creciente generación que se siente muy merecida, encontrar personas que en realidad valoren la ayuda y los favores que se les prestan es altamente valorado.

Así que, si hay alguien en tu vida que te ha ayudado en algún momento y sientes que no has expresado debidamente tu agradecimiento, hazlo. Ya veras lo tocada que se sentirá esa persona cuando realices esa acción de gracias.

Si es posible, hazlo personalmente. Dile que agradeces eso que hizo por ti y como esto te ayudo. Los frutos logrados y como lo valoras.

E incorpora esto a tu vida. Da las gracias de manera genuina, no mecánicamente. La energía positiva que esto genera es invaluable.

Una palabra de aliento. Un piropo sincero. Una llamada a un amigo con quien no hablas hace un tiempo. Tener presente las fechas de cumpleaños de tus amigos y compañeros de trabajo.

Hay miles de cosas que podemos hacer. Pequeños detalles que marcan la diferencia.

Decidamos cada día poner nuestro granito de arena y con el tiempo veremos resultados sumamente satisfactorios.

0
avatar

irenemorillo

Soy Irene Morillo, mercadóloga y administradora de empresas, de profesión. Además de coach ejecutiva y entusiasta del aprendizaje y crecimiento personal continuo. Soy CEO de Stimulos Creativos, agencia publicitaria fundada en el año 2007, especializada en publicidad BTL y marketing digital.

Related Posts

Post A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

× ¿Cómo te puedo ayudar?