Contar historias

0
Share

Contar historias

Cuando niña me encantaban las historias. Crecí escuchándolas. De hecho, le pedía a mis padres que me las repitiera una y otra vez. No me cansaba de oirlas.

Me aprendía los parlamentos. Imaginaba que era la princesa que al final del cuento se casaba con el príncipe y eran felices para siempre. Disfrutaba de las aventuras que los protagonistas de las historias enfrentaban.

Con mi hija sucedió lo mismo. A Chelsea había que contarle el mismo cuento una vez tras otra hasta el cansancio. Ella formulaba también sus propias versiones de los cuentos. De verdad que la imaginación de los niños es asombrosa.

En lo que a mí respecta, eso no cambió cuando crecí. Como pasa con la mayoría, disfruto de una buena historia. Si me identifico con algún aspecto de los personajes o del relato, me lo apropio. Y puedo escucharla o verla varias veces sin cansarme.

Del mismo modo, siempre he sentido que tengo mucho que contar, Y sería un gran fortuna para mí si algunas de esas cosas que quiero decir, y algunas de las que he dicho ya, resultaran relevantes para alguien, tocaran algunas vidas.

En el colegio tuve una profesora que marcó una diferencia en mi vida, la Sra. Silvia, mi maestra de literatura. Ella nos incentivaba a escribir algo de cada género literario que nos enseñó.

Me apasionaba su clase. La disfrutaba. En realidad fue en ese entonces cuando me enamoré de la escritura, pues de la lectura ya estaba prendada desde hacía mucho tiempo.

Siempre soñé con escribir. Siempre ha sido uno de mis más profundos sueños. Pero siempre tuve otras ocupaciones que me alejaban de ello.

Escribía algo de vez en cuando. Algún poema, algún relato. Pero nunca creé una disciplina en torno a ello.

Pero contar historias se ha vuelto parte de mi vida, incluso de mi trabajo.

Hace ya más de un año que escribo en este blog, en el que cuento mis propias historias y las de otros. Además, soy mercadóloga de profesión. Y mucho del contenido que se genera en una empresa como la que dirijo tiene que ver con crear historias y experiencias para los clientes.

El contar historias como una herramienta del marketing, es una técnica que se utiliza hace más de tres décadas, pero cuyo auge se ha intensificado últimamente.

Este miércoles 23 de octubre de 2013, mi empresa, Stimulos Creativos, tendrá la segunda edición de Stimulos de Marketing con el tema “Del Storytelling al Storydoing” para dar a conocer la diferencia entre las marcas que hacen historia y aquellas que solo las cuentan.

Ya les contaré como se desarrolló todo.

0
avatar

irenemorillo

Soy Irene Morillo, mercadóloga y administradora de empresas, de profesión. Además de coach ejecutiva y entusiasta del aprendizaje y crecimiento personal continuo. Soy CEO de Stimulos Creativos, agencia publicitaria fundada en el año 2007, especializada en publicidad BTL y marketing digital.

Related Posts

Post A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

× ¿Cómo te puedo ayudar?